Una última esperanza para no cerrar el asilo

La Casa del Hombre Doliente ha bajado su déficit, pero la crisis continúa. El nuevo directorio definirá el futuro de la fundación

En mayo pasado, la crisis que enfrentaba la Casa del Hombre Doliente y que se había agravado por la pandemia, llevó a la fundación a ponerse un plazo. Si hasta finales de julio no encontraba una salida, se iba a ver obligada a cerrar sus puertas y con ello se complicaba la situación de los 58 adultos mayores con discapacidad y enfermedades terminales que allí residen (28 de ellos sin familia). Pero esa decisión aún no está tomada y tardará unos días más.

El padre César León, quien está al frente de este centro, indica que a finales de este mes se escogerá a la nueva directiva de la fundación y que será esta la que defina qué pasará una vez que revise las cifras. Por ahora, la institución, que pertenece a la Arquidiócesis de Guayaquil, adeuda cinco meses de sueldo a 16 trabajadores.

Una campaña que mantiene en redes sociales y a la que llamaron ‘Manos que dan, reciben’, les ha ayudado a continuar la actividad. Han reunido hasta ahora unos 8.000 dólares, pero además han llegado donativos privados y el aumento del aporte del Municipio de Guayaquil en 20.000 dólares. “Hemos bajado nuestro déficit de este año de $ 300.000 a $ 180.000”, reconoce el padre León, pero aún están en crisis.

Aunque el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) aporta con el 40 % de lo que requieren para su funcionamiento, hay un gran hueco que se complicó con el retiro de la asignación de la Junta de Beneficencia de Guayaquil (que también atraviesa problemas financieros) y por la imposibilidad de realizar los eventos con que completaban el presupuesto, debido a la pandemia de COVID-19. Si el nuevo directorio, que será elegido el 24 de agosto, decide continuar con el asilo, plantearán la posibilidad de hacer la tradicional cena ‘Consomé caliente para el alma’, con la que suelen reunir cerca de 70.000 dólares, pero esta vez no sería en octubre sino en diciembre. Eso, además de continuar con las gestiones con otras autoridades para conseguir más fondos. Esperan que el apoyo llegue a tiempo.

Fuente: expreso.ec

Compartir